Un hecho inaudito: una nueva reflexión sobre “El hombre semen”