Nació en Genk (Bélgica) en 1976. Publica en varias revistas de literatura y arte contemporáneo, entre ellas UT, Prospektiva, Night Mag y el sitio Unonove.

En 2001 ganó el concurso de escritura creativa de la escuela Holden de Alessandro Baricco, con el cuento “La pausa”. En 2010 desarrolló Idea Solida, un proyecto experimental de algunos de sus cuentos en forma de reading. En 2011 participó en la 54ª Bienal de Venecia con un texto escrito e interpretado para una videoinstalación de Marco Agostinelli.

De índole surreal, teatral, obstinada, primitiva y naíf, vive en un ático en el tercer piso en la playa, con sus dos gatas.

Yo que no conozco la vergüenza es su primer libro de cuentos.